El alquiler de oficinas en Barcelona cae un 27% hasta septiembre

La superficie de oficinas alquiladas de enero a septiembre en la ciudad de Barcelona ha caído un 27% respecto al mismo periodo del año anterior, según datos avanzados por la consultora Cushman & Wakefield.

Esto se produce porque el año 2015 fue un ejercicio récord en el que se alquilaron durante todo el año 420.000 metros cuadrados. De hecho, en 2015 Barcelona superó Madrid por primera vez es la historia en superficie alquilada. Este año, sin embargo, la capital catalana por debajo, y se han alquilado 238.000 metros cuadrados, por 300.000 metros cuadrados en Madrid, donde el descenso es del 3%.
Barcelona supera a Madrid en oficinas
Sin embargo, a medida que ha avanzado el año, la contratación ha ido mejorando en Barcelona. El primer semestre se alquilaron 69.000 metros cuadrados, para subir hasta 81.000 en el segundo trimestre y llegar a los 88.000 en el tercer trimestre.
También ha influido en el descenso de la superficie alquilada la ausencia de grandes operaciones, a diferencia del año pasado. Así, el número de operaciones ha aumentado un 12,5% respecto a los nueve primeros meses del año pasado, pero sólo 20 de las 308 cerradas han superado los 2.000 metros cuadrados de superficie, cuando en 2015 fueron 37 las operaciones de estas características que se cerraron hasta el fin del tercer trimestre.
Un factor que también influye en la caída de la superficie alquilada es la falta de producto. Así, según la consultora, en la mejor zona del centro de la ciudad, en el eje que forman el paseo de Gracia y la parte alta de la Diagonal, la superficie disponible es sólo de un 1%.
Esto explica que el 58% de los nuevos contratos firmados durante el tercer trimestre han sido las denominadas nuevas áreas de negocio -más alejadas del centro, como el 22 @ o la plaza Europa- y en la periferia, mientras que sólo el 13% corresponden a el área de paseo de Gracia y Diagonal, y el 29%, en el centro de la ciudad.
Presión al alza de los precios
Según la consultora, las rentas en las diferentes zonas de Barcelona siguen registrando una cierta presión al alza. La renta en los mejores edificios de la zona central se sitúa en unos 21 euros el metro cuadrado al mes, con un incremento del 7,8% respecto a hace un año.
En el resto de zonas de la ciudad se han registrado pocos cambios en los precios, excepto en la periferia, donde el incremento de absorción de superficie y la disminución de los niveles de disponibilidad han situado las rentas de los mejores edificios en unos 10 euros el metro cuadrado al mes, un precio que es un 8% por encima del que se registraba en diciembre de 2013, justo antes de la recuperación.
A pesar del aumento de precios, en Barcelona siguen estando por debajo de Madrid, donde se mantienen estables. En la capital del Estado el precio en la mejor zona asciende a 29 euros el metro cuadrado y mes, y en la zona centro se sitúa en 16,25 euros el metro cuadrado. En la zona descentralizada el precio es de 16 euros el metro cuadrado, mientras que en la periferia se sitúa en 12,75 euros el metro cuadrado.