El Gobierno bonificará impuestos para frenar el precio del alquiler

29/06/2017

El aumento de los precios de alquiler de la vivienda es un problema ya reconocido, sobre todo en Barcelona y el área metropolitana. Así lo han asumido ya las administraciones y la consejera de Gobernación, Función Pública y Vivienda, Meritxell Borràs, ha anunciado una medida concreta. La Generalitat ya ha puesto en marcha el denominado índice de referencia de los precios de alquiler y ahora prepara bonificaciones fiscales para aquellos propietarios que alquilen pisos al precio que marque este índice, o uno inferior. A partir de 2018, quien cumpla este requisito podrá beneficiarse de una rebaja en el tramo autonómico del impuesto de la renta (IRPF).

La consejera ha presentado la herramienta informática que calcula el índice de referencia de los precios de alquiler, consultable en la web agenciahabitatge.gencat.cat/indexdelloguer, que permite calcular el precio de referencia del metro cuadrado de alquiler de cada piso concreto. La herramienta busca los contratos en círculos concéntricos de 50 en 50 metros de cada piso concreto hasta que encuentra una muestra suficiente para marcar el precio medio y un tenedor con los precios más altos y más bajos.

Según la consejera, el índice será "una herramienta de transparencia" en el mercado de alquiler, tanto para los inquilinos como para los propietarios y las administraciones. Para preparar la herramienta -que funcionará para 27 municipios catalanes que aglutinan el 60% de la población- se han tenido en cuenta las fianzas de alquiler depositadas en el Incasòl los contratos del últimos tres años, que se refieren a 200.000 viviendas . Según Carles Sala, esta muestra, que incluye 64.000 pisos de la ciudad de Barcelona, es mucho más alta que la de otras ciudades europeas, como Berlín o París, que también tienen índices de precio del alquiler.

Hasta ahora la consejera Borràs había anunciado que el índice sería una herramienta para que los ayuntamientos pudieran luego tomar medidas fiscales, como incentivos en el impuesto de bienes inmuebles (IBI). Pero ahora ha anunciado que la Generalitat también tomará medidas, por vía de decreto, para excluir a los propietarios que alquilen por encima del precio de referencia de los programas Aval-Alquiler (que garantiza el cobro de la renta en caso de impago del inquilino) o de las ayudas a la rehabilitación.

Pero además, también dijo que habrá dicha rebaja en el IRPF, en el tramo que es competencia de la Generalitat, para los que alquilen al mismo nivel o por debajo del fija el índice. Como el índice será un precio único para cada piso concreto, la herramienta permitirá generar un documento PDF que el propietario podrá utilizar para justificar que el precio cumple los requisitos a la hora de pedir ayudas o incentivos fiscales.

Los propietarios podrán poner el precio de referencia en los contratos de alquiler pero, cuando haya incentivos fiscales, si los quieren, tendrán que poner obligatoriamente para que el inquilino sepa que está pagando por debajo de este índice de referencia. Estas ayudas no llegarán, por ello, hasta después del verano. La consejera señaló que en un periodo de unos dos meses se reunirá con los representantes de los municipios para comprobar el funcionamiento de la herramienta. "Lo hemos de testar y ver que funciona bien", asegura Borràs, que indica que una vez comprobado el funcionamiento será cuando se aprueben los incentivos fiscales y otras medidas.

La herramienta, para afinar el índice, no tiene sólo en cuenta la superficie útil del piso, sino también el estado de conservación, el año de construcción, si dispone de ascensor, certificado energético y otros aspectos, que permiten mejorar el cálculo del precio. La herramienta está disponible para Badalona, Barcelona, Castelldefels, Cerdanyola del Vallès, Cornellà de Llobregat, Granollers, Hospitalet de Llobregat, Igualada, Manresa, Mataró, Mollet del Vallés, Rubí, Sabadell, Sant Boi de Llobregat, Sant Cugat del Vallès, Santa Colona de Gramenet, Terrassa, Vic, Vilanova y la Geltrú, Girona, Figueres, Olot, Blanes, Tarragona, Reus, Tortosa y Lleida.

Barcelona quiere más

Además de los incentivos que pueda regular la Generalitat, la consellera emplaza a los ayuntamientos a que bonifiquen el IBI a los propietarios que alquilen por debajo del precio de referencia. La medida es bien recibida por la mayoría de los ayuntamientos, aunque algunos aún quieren más medidas para abaratar los alquileres, o al menos frenar la escalada de precios.

Es el caso del Ayuntamiento de Barcelona. El concejal de Vivienda, Josep Maria Montaner, califica la herramienta de "primer paso imprescindible para regular los precio", pero considera que no es suficiente, porque es muy cuantitativa y que se necesitan más capas de información para que sea más cualitativa, y en ello trabajará el Observatorio Metropolitano de la Vivienda.

Pero además, el concejal pide cambios legislativos, tanto en el Estado como la Generalitat, para regular el precio del alquiler. A su juicio, el índice "no puede ser un número frío", sino que ha de introducir nuevos parámetros, como la presión inversora en determinadas zonas de la ciudad, o la renta media de las familias en cada barrio para comprobar también qué es el esfuerzo que hacen para pagar la vivienda.