El triunfo del lobby inmobiliario: ya hay casi 30 socimis en el parqué

26/09/2016

El triunfo del lobby inmobiliario: ya hay casi 30 socimis en el parqué - Noticias habitaclia.com | Noticias habitaclia.com

 

 En lo que va de año, doce socimis han saltado al parqué. La cifra supone que en menos de un año han entrado en el mercado más de la mitad de las que cotizan actualmente en el MAB y un 40 % de las que lo hacen en todo el mercado. Estas sociedades de inversión, que invierten en inmuebles para alquilar y cuentan con benévolas condiciones fiscales, están copando la bolsa española, sobre todo, el Mercado Alternativo Bursátil, donde cotizan las empresas más pequeñas y que en los últimos años ha llamado la atención por casos como el de Gowex.

La última en entrar en la lista ha sido Corona Patrimonial Socimi, que comenzó a cotizar el 3 de agosto con varios edificios de oficinas en su cartera y una capitalización de 109 millones de euros. Unos días antes, el 29 de julio, se estrenó GMP, la socimi de la familia Montoro. La antigua inmobiliaria se había transformado en socimi hace dos años, pero le faltaba cumplir con el trámite de cotizar en el mercado. La  sociedad con un valor de 42 euros por acción tiene una capitalización de 819,47 millones de euros. Con esta cifra, la socimi de la familia del ministro de Hacienda en funciones destaca por su tamaño.

En esta carrera veraniega de salida a bolsa de las socimis, el 18 de julio comenzó a cotizar Quonia y tres días antes lo hizo ISC Fresh Water Investment, propietaria de las oficinas de Sabadell. En el mes de julio, también saltó al parqué Vitribio y Asturias Retail and Leisure, que gestiona un centro comercial en esta comunidad autónoma. El resto de las sociedades que han comenzado a cotizar este año son Hardley, Silvercode Investments, Jaba Inv. Inmobiliarias, Inversiones Doalca, Hereb Habaneras y Corpfin Capital Prime.

En total, en la bolsa española cotizan 28 de este tipo de sociedades que han ido entrando en el mercado desde 2013. De ellas, solo cinco lo hacen en el mercado continuo mientras que el resto está en el MAB. De hecho, todas las que han comenzado a cotizar este año lo han hecho en este y este tipo de sociedades suponen casi el 40 % del número de las compañías de este mercado.

Fiscalidad ventajosa

Una de las condiciones para beneficiarse de la ventajosa fiscalidad es que las sociedades tienen que ser cotizadas, alquilar los activos de los que son propietarias y tenerlos durante un periodo de por lo menos tres años. En contraposición, estas sociedades no tienen que pagar impuestos de sociedades y tienen una bonificación del 95 % en el impuesto sobre transmisiones patrimoniales por la adquisición de viviendas y terrenos para la promoción de viviendas destinadas al arrendamiento.

La presión del lobby inmobiliario en España hizo que la normativa viera la luz en 2009, pero al no ser lo suficientemente beneficiosa en lo relativo a la fiscalidad no tuvo los frutos deseados. Fue tras la modificación de 2012, donde se mejoró su fiscalidad al eximirlas de pagar el impuesto de sociedades, la que dio alas a la creación de este tipo de sociedades. La nueva normativa suavizaba también los requisitos de capital mínimo exigido para montar una socimi hasta los cinco millones de euros y reducía el plazo de mantenimiento de los inmuebles hasta tres años.

Bajo el acrónimo de socimi se encuentran sociedades anónimas cotizadas de inversión inmobiliaria cuya actividad principal es la adquisición, promoción y rehabilitación de activos (viviendas, centros comerciales, hoteles, oficinas…) que luego alquilan. Esta fórmula traía a España un tipo de vehículos de inversión ya existentes en otros países, donde se denominan REIT (Real Estate Investment Trust) y que se originaron en Estados Unidos en los 60.

En España, la mayor parte de las socimis cotizan en el mercado de las pequeñas empresas, aunque hay algunas que por tamaño han llegado al continuo. Entre estas se encuentran Axiare Patrimonio, Hispania, Lar, Merlin y Testa. Esta última en proceso de integración con Merlin después de que esta fuera comprando a Sacyr su participación en la que hasta el momento era su sociedad patrimonialista. Este movimiento ha sido el último de Merlin que le ha llevado a ser la socimi de mayor tamaño. Además, la CNMC acaba de autorizarle la compra de Metrovacesa, una operación que la consolida como la mayor inmobiliaria de España con activos superiores a 9.000 millones de euros.

Merlin, incluso, ha llegado a entrar en el Ibex 35 haciendo volver al ladrillo a la Gran Liga de la bolsa siete años después de la salida de Colonial en plena ebullición de la crisis.