La transición al nuevo euríbor para las hipotecas llegará en el primer semestre de 2017

15/04/2016

Desde hace más de dos años, el EMMI (Instituto Europeo de Mercados Monetarios) trabaja en un nuevo euríbor –el índice al que están referenciadas la mayoría de hipotecas en España–; un nuevo índice hipotecario para la zona euro. Los plazos se alargan y aunqueestaba previsto que el periodo de pruebas comenzará en julio, la transición al nuevo euríbor llegará en el primer semestre de 2017.

El EMMI ha revisado su calendario de implementación con el objetivo de encaminarse hacia un euríbor cuyo referencial esté basado en las transacciones reales, siguiendo las recomendaciones de los agentes de mercado, reguladores financieros y consumidores. El pasado 30 de octubre el organismo entregó a las partes interesadas un documento con una serie de propuestas para determinar la metodología del nuevo índice, que será de aplicación en la mayoría de hipotecas.

Así, el secretario general del EMMI, Guido Ravoet, señala que los interesados se habían mostrado “ampliamente receptivos” con la dirección que estaba tomando la reforma del euríbor, pero admitió que quedan “desafíos” por afrontar. “En los próximos meses refinaremos algunos aspectos de la metodología propuesta”, indica Ravoet, para añadir que la consulta forma parte del periodo de prueba anterior a la implementación del nuevo sistema referenciado en transacciones reales. Además, seguirán colaborando con las partes interesadas y los organismos públicos para “asegurar un apoyo continuado” a las reformas propuestas.

La revisión del sistema metodológico para el cálculo del euríbor se produce en un contexto en el que el índice ha alcanzado cotas negativas en los últimos meses por primera vez en la historia.

“El límite de un préstamo es que te salga gratis”

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, ha defendido que un contrato crediticio, como una hipoteca, se caracteriza por prestar dinero a cambio de una cantidad adicional y ha considerado que “probablemente” el límite pasa por que el endeudado no tenga que pagar nada ante la caída histórica del euríbor a terreno negativo.

“El límite es que no tengas que pagar nada y el préstamo te salga gratis”, ha sentenciado Roldán en rueda de presa ante la posibilidad de que los bancos tengan que reducir a los hipotecados el capital pendiente de devolver, lo que en la práctica se traduciría en que la banca paga por conceder hipotecas. Por ello, ha asegurado que el impacto del euríbor en negativo es “muy limitado”, puesto que los clientes afectados son pocos ante la dificultad de que la caída del índice de referencia compense los diferenciales de las hipotecas.