El reto de impulsar el mercado inmobiliario

30/07/2020

La excepcionalidad vivida en los últimos meses ha ocasionado que las personas concedan más importancia a su hogar. También que sus prioridades en la búsqueda de una nueva vivienda hayan cambiado. La creciente demanda de viviendas unifamiliares con espacios exteriores y privados, el aumento del interés por estancias amplias o la búsqueda de entornos naturales a las afueras de las grandes ciudades son algunos de los síntomas que denotan un cambio de tendencia.

Gracias a la digitalización y la posibilidad del teletrabajo, los profesionales pueden tener la oportunidad de trabajar desde cualquier lugar. Y concebir este formato flexible como una práctica generalizada a largo plazo. Por ello, las zonas fuera de las grandes urbes, y concretamente las zonas rurales, se presentan como posibles entornos en los que vivir respondiendo al interés social de tener mayor tranquilidad, independencia y espaciosas viviendas.

Este panorama supone una gran oportunidad para las zonas más rurales. Aquellos que viven en las principales ciudades por necesidades laborales, y que ahora gozan de flexibilidad, podrían plantearse el éxodo hacia estas zonas por las buenas oportunidades que ofrecen con viviendas amplias y asequibles. Además de entornos naturales y tranquilos.

Los expertos de Instituto de Valoraciones han analizado los hábitos y motivaciones del futuro comprador. Definiendo algunas tendencias que podrían ayudar a impulsar el mercado inmobiliario rural. Son los siguientes.

1. Interés por segundas residencias donde teletrabajar: una oportunidad para las zonas más rurales

Los expertos de Instituto de Valoraciones han analizado los hábitos y motivaciones del futuro comprador. Definiendo algunas tendencias que podrían ayudar a impulsar el mercado inmobiliario rural. Son los siguientes.

2. Viviendas adaptadas a la demanda actual. 

Este tipo de viviendas pueden alojar terrazas, jardines, piscinas e incluso estancias extra que se pueden utilizar como despachos

3. Tranquilidad, sostenibilidad y bienestar, entre las prioridades

Tras la excepcionalidad de los últimos meses, son muchas las personas que se han dado cuenta de lo valioso que es su bienestar personal, tanto físico como mental.

4. Posibilidades de inversión con buena rentabilidad en la España vaciada

Así, se podría concebir la situación actual como un buen momento para sacar rendimiento a los ahorros invirtiendo en la España más rural, donde podrían encontrarse buenas oportunidades. 

5. A mayor interés, mayor parque de vivienda

Así, sería lógico pensar que, si se presentase un aumento real de interés por las zonas rurales como destinos para vivir o para invertir en segundas residencias, este parque de viviendas podría aumentar. Lo que también incidiría positivamente en la oferta de servicios en zonas adyacentes.